ÚltimAs NOTICIAS
06/03/2019
Llega la serie FOR de 4”
Se trata de una electrobomba sumergible compacta pensada para el hogar. También puede instalarse dentro del tanque cisterna en casas o edificios....
Más info
06/03/2019
Recomendaciones para una buena instalación solar
Ya es un hecho: los paneles solares ya están captando la energía necesaria para que hogares, escuelas, municipios y hasta ciertos procesos de las indu...
Más info
11/12/2018
Protagonistas del verano: Bombas 4”
Entrando en esta etapa del año, hay ciertos equipos que se destacan sobre el resto. Tal es el caso de las bombas sumergibles de 4”, que son pequeñas p...
Más info
Noticias anteriores

Noticias





Bombas a través del tiempo

Si bien el sistema de bombeo fue descubierto hace más de 2000 años, en el siglo III a.C. gracias al tornillo de Arquímedes, hoy vamos a referirnos a la evolución de las bombas en la era moderna. Una historia que remite a los productos primitivos, anteriores a las actuales bombas hidráulicas.

Comenzaremos contando sobre la bomba a pistón, un producto creado hacia 1945. Su mecanismo se accionaba gracias a un émbolo o membrana. Se trataba de un movimiento poco continuo y la carga y descarga se realizaba a través de válvulas que abrían y cerraban, de forma alternativa. Se utilizaban para regar o para fumigar en áreas rurales.

Hacia 1968, Rotor Pump lanza su primera bomba sumergible. La gran novedad que planteaban era que podían ser instaladas en una profundidad en la que estarían rodeadas del líquido a bombear y podrían acceder a lugares bajo tierra, un hecho antes impensado. Por ese entonces, el motor no había sido desarrollado de forma tal que pudiera ser sumergido también. Es por eso que las profundidades alcanzadas eran limitadas.

De cualquier manera, la evolución pedía naturalmente poder alcanzar profundidades mayores y superar las marcas obtenidas.

Las de transmisión con eje llegaron para ofrecer incluso mayores profundidades, pero con un nivel de instalación sofisticado y extenso.

El motor sumergible, como lo es hoy el de Franklin Electric, fabricante de motores desde 1944 y representado en la Argentina por Rotor Pump, permitió entonces dar el mayor salto en calidad y cantidad de extracción. Comenzaron a fabricarse bombas que podían llegar a 200 metros de profundidad, instalándose en lugares de difícil trabajo, con motor incorporado sumergible.

No podemos dejar de lado las nuevas tecnologías que preservan el medio ambiente y ofrecen alternativas al movimiento de bombas gracias a la energía eléctrica. Se trata de aquellas bombas que funcionan gracias a la transformación de la luz natural en energía solar. Esto permite abastece de agua algunas zonas remotas que carecen de conexión eléctrica. ¿Quién hubiera pensado que una bomba podía funcionar sin electricidad, luego de todos los desarrollos y evoluciones?

Seguramente la industria nos siga sorprendiendo, mostrando nuevos avances en pos de mejorar los resultados y optimizar los recursos.